Inicio del Año de la Misericordia

El logo y el lema ofrecen juntos una buena síntesis del Año jubilar. Con el lema Misericordiosos como el Padre (tomado del Evangelio de Lucas, 6,36) se propone vivir la misericordia siguiendo el ejemplo del Padre, que pide no juzgar y no condenar, sino perdonar y amar sin medida (cfr. Lc 6,37-38).
El logo y el lema ofrecen juntos una buena síntesis del Año jubilar. Con el lema Misericordiosos como el Padre (tomado del Evangelio de Lucas, 6,36) se propone vivir la misericordia siguiendo el ejemplo del Padre, que pide no juzgar y no condenar, sino perdonar y amar sin medida (cfr. Lc 6,37-38).

El 29 de noviembre comenzamos el nuevo Año Litúrgico con el primer domingo de Adviento. Ese domingo también es el comienzo del Año de la Misericordia. Papa Francisco nos ha llamado a vivir la misericordia que Dios nos ofrece y a compartir esa misma misericordia con los demás. Como dice Jesús en las Bienaventuranzas: Felices los misericordiosos, porque obtendrán misericordia.

Durante este Año de la Misericordia, tenemos la oportunidad de gozar del amor que Dios nos tiene y recordar que siempre la misericordia es más grande que cualquier pecado y que nadie podrá poner un límite al Dios que perdona. Nuestra preparación para vivir el año santo de la Misericordia propone varias acciones. En general son de profundización espiritual y una planificación para el año 2016. Como avanzan estas semanas de noviembre y diciembre, se ofrecerá más información para que todos estemos involucrados y metidos en vivir al máximo este Año de la Misericordia. ¡Quédate en sintoniza!

La pagina web del Vaticano para este año es: http://www.im.va/content/gdm/es.html